ENSAYO DE UN CRIMEN

dir: Luis Buñuel

Mexico. B/N 89min.

El cine de Buñuel siempre ha despertado una especie de adicción viciosa, son excitantes a la vista esas imágenes de fantasmas que pueblan sus narraciones mortalmente urdidas bajo la categoría de cine surrealista inventado a principios de su carrera. En ensayo de un crimen este virtuosismo narrativo se contempla primeramente bajo la lupa del tiempo del relato, lo que se cuenta es aquí fundamental pues no está supeditado al paso del tiempo cronológico sino mas bien a como hace el tiempo para transcurrir de una forma lógica, encuentra sustento entonces en el recurso del racconto, pero hay que tener cuidado de encasillar y coartar las posibilidades narrativas que nos expresa la película a un procedimiento cerrado. La película comienza con una narración en off de Archivaldo de la Cruz e imágenes de la revuelta popular en un libro, nos remontamos a la niñez de Archivaldo para introducirnos a la fantástica historia de la cajita de música que da poder al dueño de disponer de la vida de quien se quiera solo con desearlo, lo importante en esta secuencia es la doble temporalidad que se demuestra bajo la narración y el montaje de imágenes, para concluir Buñuel encadena hábilmente una seguidilla de imágenes, todo aquello que controla el director se hace patente en este espacio del film, afuera hay una revuelta, adentro la institutriz cuenta la historia de la cajita al niño Archivaldo en el momento que la mujer se acerca para ver lo que pasa en el exterior el niño en sus pensamientos genera la excusa para general la explosión del relato, ese pensamiento actúa como catalizador. La mujer cae fulminada por una bala perdida y el niño observa el cuerpo en una combinación de excitación y erotismo, acto seguido develamos al hombre contando esta historia, nuevamente un juego temporal que se develara nuevamente a otra doble temporalidad en el final de la película.

Archibaldo cree que mata a personas con el solo hecho de pensarlo, es mas, la película consiste en una declaración a la policía por declararse culpable de una serie de crímenes que vemos a lo largo del filme, la razón de peso es que el deseo todas las muertes.

Junto al argumento buñuel nos presenta la gran imaginaría visual y sonora, el crea ambientes vívidos llenos de energía y con muy pocos elementos, en esta película experimenta con el film noir y el humor negro cosa que es bastante inusual en su filmografía atetada de drama y critica social.

Lo que nos produce Buñuel en sus películas es siempre esa sensación de subirnos a una montaña rusa, momentos privilegiados de buen cine, momentos en los que abres los ojos mas de lo normal imágenes perfectas que solo pudieron ir de ese modo en ese ritmo y con esa música, un complemento total que nos familiariza con los sueños, donde uno no alcanza a ver las partes por separadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s